La Federación Médica Colombiana respondió al documento que hizo una comisión integrada, entre otros, por los Ministerios de Educación y Salud, sobre la transformación de la educación médica en el país.

Al respecto Carolina Corcho, vocera de la Federación aseguró que “para nosotros es inaceptable que la formación del recurso humano en salud y de los médicos esté enmarcado en un modelo con el que nosotros estamos opuestos y que además es contrario al derecho a la salud y su marco constitucional”, dijo.

Corcho manifestó que están de acuerdo con controlar la proliferación de facultades de medicina, pero que no apoyan la idea de acabar el año rural, entre otras.

También apuntó que, para la Federación, a los residentes no se les debería cobrar sus matrículas y, al contrario, deberían recibir un pago por su trabajo. “El cobro de matrículas a los residentes se ha convertido en una oportunidad de cuantioso lucro del mercado educativo, siendo Colombia emblemático y excepcional en este accionar en el mundo”, manifestó.

La Federación aseguró que aunque reciben la propuesta de esa comisión y quieren hacer parte del debate, ese documento no se puede convertir en una imposición.

Artículo publicado en Caracol Radio

Puedes ver el artículo en haciendo click